¿Qué usar para una entrevista de trabajo en verano?

En esta temporada de verano, a pesar de los días de intenso calor, la vida – y el trabajo – continúa.   Incluso muchas han iniciado procesos de búsqueda de trabajo y algunas ya están en toda la etapa de entrevistas.  Sabemos y conocemos de la importancia de la “primera impresión” y aunque a veces la confundimos con un tema netamente superficial, en realidad tiene un trasfondo y mensaje mucho más complejo del que creemos la mayoría.

Antes de ir a una entrevista de trabajo hay que prepararnos.  Tenemos que averiguar sobre la empresa a la que vamos y  el puesto al que postulamos.  También tenemos que haber hecho previamente un auto análisis para saber y conocer bien nuestras fortalezas y debilidades y cuál será nuestro aporte de valor a esta nueva empresa.  Es decir, ¿porqué contratarnos a nosotros y no a la persona que está sentada al lado de nosotros?

Finalmente está nuestra apariencia.  No sólo se trata de vernos bien, si no de proyectar una imagen que valide y soporte todo lo anterior.  Nuestra educación, conocimientos, capacidades, nuestro carácter y personalidad.  Preocuparnos en esos pequeños detalles como la limpieza, el buen estado, el cuidado de nuestro atuendo en general, brindarán información a nuestros entrevistadores.

Entonces, cuándo me preguntan qué usar para esta ocasión tan importante, siempre recomiendo que primero averigüen bien a qué empresa se dirigen.  ¿Es formal? ¿Semi-formal? ¿Casual? ¿Creativa? Y luego, mi otra recomendación es optar por un look sencillo, minimalista, que no llame en extremo la atención, sin dejar de mostrar algo de nosotros.

Mi combinación favorita para estas oportunidades es el traje sastre (sea con falda o pantalón) que no tiene porqué ser necesariamente negro.  Puedes jugar con otros colores como los azules o grises.  Le puedes agregar una bonita blusa, que puedes elegir según tu estilo.  De preferencia en color claro.  Un buen par de tacones cerrados, pueden ser negros, nude o cámel.  Los accesorios los recomiendo sencillos, discretos, al igual que el maquillaje.

Muchas veces me han preguntado si es realmente necesario usar un saco.   Según el protocolo la respuesta es si.  En mi opinión personal, lo creo también.  Creo que le da a nuestro look total un aspecto más formal, serio, profesional.  Finalmente no tienes que llevarlo puesto todo el tiempo desde que sales de tu casa camino a la entrevista, si no solo cuando llegas y mientras durante esta.  Tengo claro que el calor está fuerte, pero podemos buscar opciones de telas más frescas combinadas con vestidos o blusas también de telas ligeras que permitan que estamos cómodas durante la entrevista.

Recuerden que finalmente nuestra apariencia no lo es todo, es importante estar preparadas, sentirnos a gusto, estar cómodas, que nuestro lenguaje corporal transmita correctamente nuestros conocimientos, habilidades, que nos permitan darnos a conocer a nuestros posibles futuros empleadores.  Y si obtienes el trabajo, que todos estos detalles y cuidados que has tenido para esta “primera buena impresión” los sigas teniendo los demás días en tu empleo!

Fuente: Diario Gestión,Blog Divina Ejecutiva , Fiorella García-Pacheco

Deja tu comentario