Endomarketing Hoy: Generando valor en tu cliente interno

El HappyShifting como columna principal del Endomarketing Moderno.

Vivimos en un mundo donde tenemos que satisfacer al Cliente Externo de la mejor manera y para ello debemos tener una propuesta de valor sexy y a medida para ellos. Pero para llegar a esa mejor propuesta de valor contamos con nuestros profesionales para que se encarguen de ello en base a la mejor calidad, la mejor atención, etc. Pero que pasaría cuando este profesional que lo llamaremos Cliente Interno, se siente empoderado en sus funciones, apasionado por su trabajo y reconocido por la excelente comunicación y confianza que deposita la organización en ellos, simplemente aunque parezca imposible para algunos; hacerlo feliz dentro de la organización y así sea más productivo como dicen los estudios científicos. Estamos hablando de la nueva tendencia en el mundo que es el Happyshifting, que es hoy en día la columna de toda acción de Endomarketing.

Pareciera muy desafiante hacer feliz a una persona y podríamos pensar que sería casi imposible hacerlo, pero el reto es intentarlo. Muchas de las técnicas sentimentales son aplicadas en este campo del Happyshifting que es una constante comunicación, recibir feedbacks para saber cómo mejorar y hacer feliz a la otra persona, y es que tenemos que ver ahora a nuestro Cliente Interno como Persona, una persona que tiene metas, obstáculos, problemas, angustias, necesidades y deseos en un ámbito profesional, personal y que según sus prioridades ataca una de ellas, pero que pasaría si la organización lo escucha y lo trata de ayudar en cierta forma con esas ajenas al trabajo, y es que la idea era buscar compromiso con las mejores prácticas del endomarketing, y sin duda felicidad, pero hoy la empresa debe estar un paso más adelante, ya no buscar solamente el engagement sino buscar la complicidad, esa complicidad que se goza y disfruta cuando tienes una relación sentimental, y es que podemos llegar a tener esa “complicidad” entre empresa y persona ahora.

No olvidemos que los pilares de cualquier tipo de relación son la comunicación y la confianza y con esto se reduce el fracaso de las relaciones a corto plazo, y es que acaso finalmente no terminamos teniendo una relación empresa-persona y que como toda relación buscamos que sea a largo plazo, en donde siempre estemos diciéndonos que nos gusta y que no nos gusta, qué hacemos bien y que hacemos mal y es que para llegar a este estado debe primar la confianza, una confianza que busca estar omnipresente a través de cualquier canal que pueda generar apertura para comunicarnos entre nosotros. Sin duda, ahora que hablamos de esto, vemos que el endomarketing tiene mucha influencia del Marketing Relacional que busca relaciones a largo plazo y en vez de tener un Market Share (Marketing Tradicional) se busca un Client Share, tener clientes (internos) rentables de por vida.

Cuando el Cliente Interno está identificado con la marca (la empresa) empieza a generar la nueva “E” del Marketing Moderno que es la “Evangelizacion”, esta E que llegó para reemplazar a aquella “P” de Promoción del Marketing Tradicional, en donde se busca tener embajadores de una marca, donde puedan contarle a alguien sea el lugar que sea acerca de una experiencia del producto/servicio (la empresa) que tienen en el día a día y así, obtengamos como resultado muchas personas que quieran unirse al equipo profesional y tener mucho talento comprometido y motivado para querer hacer bien las cosas estando felices con su experiencia laboral.

Los buenos profesionales terminan siendo buenas personas, y este será materia de dialogo en nuestro próximo artículo, pero lo que si queda claro es que las personas cuando están felices y disfrutan con pasión lo que hacen son más productivas, y el costo de tener a personas productivas es invalorable, ya que con este activo de la empresa (las personas) es que se consiguen ganar campeonatos en ese cancha de juego que se llama mercado y simplemente haciendo cosas distintas para obtener un resultado diferente.

Fuente: Mercado Negro

Deja tu comentario